" /> Trabajo flexible o flexiworking | Centro de Negocios Ayanet
976 30 04 80 info@ayanet.es

      Como hemos podido vivir a lo largo de estos varios meses de confinamiento, el trabajo ha sufrido cambios bruscos en su metodología tradicional para poder mantenerlo a pesar de las circunstancias. ¿Y cómo han conseguido sobrevivir algunos trabajos de oficina? Gracias, sobre todo, a dos aspectos fundamentales, el teletrabajo y, de lo que os vamos a hablar hoy, el trabajo flexible (aunque ambos están muy relacionados).

      En esta situación tan particular en la que más que nunca hemos tenido que compaginar la vida laboral y la vida familiar, no quedaba otra alternativa. Y es que, a pesar de que el confinamiento ya haya pasado, seguimos estando en una situación crítica en la que la crisis sanitaria no pasa desapercibida pero cuya economía y vida familiar debe seguir con su curso. Es por ello por lo que podemos pensar que el trabajo flexible va a ser una de las tendencias que ya se inició en 2019 y se verá notablemente incrementada a lo largo del 2020.

      Ventajas del Flexiworking o trabajo flexible

      A continuación, os contamos más sobre el flexiworking y muchas de sus múltiples ventajas.

      El trabajo flexible o flexiworking es una modalidad que permite a los empleados trabajar libremente compatibilizando su horario con sus necesidades y que, a su vez, exige de la misma manera el cumplimiento de las necesidades y objetivos de las empresas. Entre sus ventajas principales podemos encontrar:

      El trabajo flexible Facilita la conciliación de vida laboral y familiar.

      Como hemos mencionado antes, es la mejor opción para poder coordinar trabajo y responsabilidades familiares. Si, por ejemplo, tienes hijos y necesitas llevarlos al colegio a las 8:00 am, esta propuesta te permite hacerlo por ti mismo y prescindir de abuelos o niñeras adaptando tu horario al de tus hijos. Con esto podrás ahorrar el coste de pagar a una persona para que lo haga por ti y evitarás que las personas mayores que se exponen a un mayor riesgo no tengan la obligación de hacerlo.

      El trabajo flexible Aumento de la productividad.

      Si el empleado es el que decide cuándo trabajar, va a tomar el trabajo con más ganas y sabiendo qué es lo que tiene que hacer en cada momento, de una forma más tranquila y con la cabeza puesta en su trabajo. Con esto también aliviamos al trabajador de ese sentimiento de pérdida de tiempo de algunas largas jornadas laborales en las que las tareas han sido terminadas de una forma efectiva en menos tiempo y que puede ser aprovechado para otras cosas o para tiempo libre.

      Selección de talento y disminución de puestos rotativos.

      Cuando la oferta de trabajo es atractiva por sus condiciones laborales, los candidatos con más talento acudirán a tu empresa seducidos por las mismas y les priorizarán por delante de la competencia consiguiendo de este modo atraer a los mejores de cada sector. Además, si el empleado está contento y satisfecho querrá mantener su puesto en la empresa y no buscará alternativas externas. De esta manera, aprovechamos los conocimientos y la madurez de la persona en el puesto y se evitan gastos e inconvenientes derivados de procesos de selección, nuevas contrataciones, formación, adaptación al puesto de trabajo etc.

      El trabajo flexible proporciona bienestar y felicidad de la plantilla.

      Si tienes asegurados unos objetivos y metas alcanzados y además una plantilla de trabajadores que está feliz y a los cuales puedes ofrecerle un salario emocional significativo que aumenta su bienestar, ¿qué más puedes buscar?

      El trabajo flexible Ahorro a nivel personal y empresarial.

      Si, además, unido al trabajo flexible, ofreces teletrabajo, el empleado ahorra en tiempo y dinero, evitando el coste de los desplazamientos y el tiempo que estos suponen. A nivel empresarial, puedes buscar alternativas que reduzcan tus gastos, como el alquiler de oficinas en centros de negocios o coworking, espacios que ofrecen una amplia franja horario de trabajo y cuyo coste es menor que el mantenimiento de un espacio tradicional entre los cuales pueden destacar gastos energéticos o de limpieza.

      Como podemos ver, es una alternativa que ofrece muchas más ventajas que inconvenientes para ambas partes afectadas. Esperamos que sea el futuro del trabajo y que la tendencia a aumentar de aquí en adelante sea creciente independientemente de la mejora de la situación sanitaria y de la pandemia.