" /> Cuanto puedes ahorrar trabajando en un centro de negocios | Ayanet CN
976 30 04 80 info@ayanet.es

      ¿Qué sale más barato alquilar una oficina o alquilar un despacho en un centro de negocios?

      Esta es la pregunta que se hacen muchas personas que quieren emprender un negocio o que ya lo tienen y quieren abrir delegación en otra ciudad. Es una decisión importante y que afectara positiva o negativamente a los resultados de su actividad.

      En la mayoría de los casos, en particular para autónomos o empresas pequeñas sale más rentable establecerse en un centro de negocios que alquilar un local por su cuenta.

      El primer ahorro que vamos a tener lo encontramos en la inversión inicial. En un centro de negocios la inversión inicial es únicamente el importe de la fianza que se tenga que depositar. Por el contrario, cuando se alquila una oficina, al importe de la fianza hay que sumarle muchos otros gastos asociados como el mobiliario ( mesas, sillas, armarios, impresoras, pizarras, proyectores, teléfonos, decoración, electrodomésticos…), el alta de todos los suministros, luz, agua…Además, dependiendo del estado de la oficina habrá otros gastos extra como puede ser sacar la licencia de actividad, adecuar el local a la normativa actual si ya no la cumple, pintar, o poner un rotulo en la entrada entre muchos otros.

      ¿Qué gastos evitas con un centro de negocios?

      Está claro que la inversión inicial si o si va a resultar mucho mas cara alquilando una oficina propia que alquilando un despacho en un centro de negocios, pero ¿Qué otros gastos nos evitamos en un centro de negocios y que muchas veces no se piensan a la hora de comparar precios? El seguro de responsabilidad civil, el cual por cierto es obligatorio tener, la limpieza, el alta y mantenimiento de la conexión a internet, alarmas, seguro de robo, extintores, mantenimientos de aires y calefacción entre otros, gastos de comunidad si no están incluidos en el precio de alquiler… Todos estos costes elevan de manera significativa los gastos mensuales.

      Otra cosa que no debemos olvidar son los gastos extra que surgen con el tiempo como reparaciones de calefacción y aires, electrodomésticos, problemas de fontanería, mobiliario que haya que reponer y otro tipo de gastos extra que pueden surgir como el alquiler de salas de reuniones. Dependiendo del tamaño de la oficina que alquilemos podemos llegar a necesitar un espacio mas grande y adecuando para tener una reunión o realizar algún tipo de evento, eso supondrá un gasto extra más las molestias de tener que desplazarse a otro lugar. Los centros de negocios disponen de salas de diferentes tamaños a la disposición que solo se cobran cuando se utilizan.

      ¿Qué otros gastos nos ahorramos en un centro de negocios?

      Otros gastos que no hay en un centro de negocios y que si encontramos en el alquiler de una oficina o local es el gasto de cancelación del alquiler si se necesita cancelar el contrato antes del tiempo establecido. Cuando una persona se establece por su cuenta o cuando una empresa abre una nueva delegación hay un riesgo elevado de que no vaya como se ha previsto y tenga que cesar la actividad, en la mayoría de los contratos de alquileres de oficinas o locales hay una penalización parcial o total del importe que quede de abonar hasta final del contrato.

      También nos podemos encontrar en el caso contrario y que la empresa tenga un crecimiento mayor del esperado, se corre el riesgo de que el espacio se quede pequeño y haya que hacer un traslado de oficina con todos los gastos extra que eso puede suponer. Un centro de negocios permite cambiar de despacho según las necesidades del cliente sin la obligación si quiera de rehacer el contrato.

      Hasta ahora hemos nombrado lo que ahorramos en un centro de negocios hablando puramente de gastos económicos. Hay otro tipo de gasto que a final también es un gasto monetario, aunque a veces no nos demos cuenta y es el tiempo. En un centro de negocios se ahorra mucho tiempo. Tiempo de tener que gestionarlo todo nosotros mismos o nuestra central si es que es una delegación. En una única factura se tiene todos los servicios que se necesitan para desarrollar nuestra actividad, un solo proveedor y la tranquilidad de no tener que resolver todos los problemas o trabajos que siempre acarrea el alquiler de oficina propia o local, mantenimientos, averías propias o de la comunidad, proveedores…

      Como conclusión sacaremos que, aunque en un primer momento nos pueda parecer que el importe de la mensualidad de un alquiler de un despacho en un centro de negocios es mayor al de un alquiler de oficina. Si hacemos las cuentas y sumamos todos los gastos asociados que tendremos con un alquiler de oficina resulta ser al rever, siendo más económico y cómodo optar por un alquiler de un despacho en un centro de negocios.

      ¿Qué otros gastos nos ahorramos en un centro de negocios?

      Otros gastos que no hay en un centro de negocios y que si encontramos en el alquiler de una oficina o local es el gasto de cancelación del alquiler si se necesita cancelar el contrato antes del tiempo establecido. Cuando una persona se establece por su cuenta o cuando una empresa abre una nueva delegación hay un riesgo elevado de que no vaya como se ha previsto y tenga que cesar la actividad, en la mayoría de los contratos de alquileres de oficinas o locales hay una penalización parcial o total del importe que quede de abonar hasta final del contrato.

      También nos podemos encontrar en el caso contrario y que la empresa tenga un crecimiento mayor del esperado, se corre el riesgo de que el espacio se quede pequeño y haya que hacer un traslado de oficina con todos los gastos extra que eso puede suponer. Un centro de negocios permite cambiar de despacho según las necesidades del cliente sin la obligación si quiera de rehacer el contrato.

      Hasta ahora hemos nombrado lo que ahorramos en un centro de negocios hablando puramente de gastos económicos. Hay otro tipo de gasto que a final también es un gasto monetario, aunque a veces no nos demos cuenta y es el tiempo. En un centro de negocios se ahorra mucho tiempo. Tiempo de tener que gestionarlo todo nosotros mismos o nuestra central si es que es una delegación. En una única factura se tiene todos los servicios que se necesitan para desarrollar nuestra actividad, un solo proveedor y la tranquilidad de no tener que resolver todos los problemas o trabajos que siempre acarrea el alquiler de oficina propia o local, mantenimientos, averías propias o de la comunidad, proveedores…

      Como conclusión sacaremos que, aunque en un primer momento nos pueda parecer que el importe de la mensualidad de un alquiler de un despacho en un centro de negocios es mayor al de un alquiler de oficina. Si hacemos las cuentas y sumamos todos los gastos asociados que tendremos con un alquiler de oficina resulta ser al rever, siendo más económico y cómodo optar por un alquiler de un despacho en un centro de negocios.